Tecnología, internet e información

Tipos de conexión a Internet: consejos y claves para entenderlo todo

El uso de internet como un bien o servicio doméstico se ha consolidado plenamente en los hogares españoles. En apenas dos décadas, las incipientes y rudimentarias conexiones existentes a mediados de los años noventa, han ido evolucionando y dando paso a sofisticados sistemas de conexión a la red global

La constante evolución de la conexión a internet

En la actualidad, un 66,7% de los hogares españoles cuentan con conexión a internet según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), referidos al año 2012. De ellos, la mayoría cuenta con una conexión ADSL, que utiliza la línea telefónica habitual como una conexión de alta velocidad. La preponderancia de esta modalidad obedece, por un lado, a la demanda social de una navegación rápida y sin intermitencia y, por otro lado, a ser el tipo de conexión mayoritariamente ofertado por las operadoras. Con estas características, sumadas a unas tarifas cada vez más asequibles, el ADSL ha ido desplazando progresivamente a sus inmediatos predecesores, las líneas RDSI, que supusieron la antesala del ADSL, y la primigenia RTC, actualmente en extinción y que no permitía el uso simultáneo de internet y teléfono.

Sin embargo, en los últimos años se está generalizando el uso de otras conexiones que utilizan soportes distintos a la línea telefónica. Quizá el más desarrollado e implantado es el uso de la fibra óptica que posibilita grandes velocidades para un elevado tráfico de datos. No obstante y en espera de un mayor desarrollo y abaratamiento de costes y tarifas, la transmisión de datos mediante el uso de otros soportes como la red eléctrica (PLC), señales de radio de alta frecuencia (LMDS), o la transmisión vía satélite abren un amplio abanico de posibilidades futuras.

Conexión desde cualquier punto y en cualquier momento

En otro plano y más allá de las conexiones domésticas o empresariales, la implantación de la tecnología 3G en aparatos móviles es un hecho innegable. Con un desarrollo constante y periódicas mejoras en su velocidad y fiabilidad, este tipo de conexión augura un constante desarrollo a corto y medio plazo.

Imagen de Pavel Ignatov – Fotolia.comSimilar Posts:

© 2017 número 9